viernes, 18 de marzo de 2011

magenta

Hoy por fin publicaron mi relato…. Pues aquí se los dejo para que opinen  que les pareció.



La historia de un individuo no se escribe tan fácil; pero se redacta de una forma esplendida que casi se puede sentir el olor que exhala vida en ella…  vida que muere en las manos de un pequeño tropiezo.
El camino se divide en dos clases de paralelos, que conllevan reglas muy opuestas… son los gratos que pueden estar seguros que su  futuro será forjado en base a las decisiones que tomen… pero ay de aquellos desdichados que vienen con el destino  marcado en la piel, impregnado en su aroma, sangrado de una parte de su esencia. Y no los llamen tontos, tontos aquellos que no ven su realidad.
Por que la voluntad no es tan grande como para reparar errores y pedir perdón, aun en este caso sigo suponiendo que la esquizofrenia superara por mucho mi deseo de perfección… Yo hasta este entonces estaba completamente segura de la vida que poseía, hasta que alguien mas… decide que no es la adecuada; cambiando mi frágil entorno.
Con ese sueño que pensé que era mi marca y que se esfumo introduciéndome en una pesadilla eterna… siempre lo mismo con un final distinto pero repetitivo, como un espejo donde me visualizo caminando entre pequeños flotes, por un bosque demasiado verde y tan seco, lleno de neblina y el sol entrado por los espacio que encuentra entre los arboles… camino descalza con un vestido negro.
Aun así sigo adelante como siempre, mirando tan extrañada; fascinada y juguetona en cierto momento, hasta que ese miedo invade el ambiente, el cielo se pierde, el viento entra y una nube de tierra cubre todo. La sangre se desliza por un orificio de mi nariz… justo al sentirla la toco acercándola a mi labio y olvido que no debo cerrar los ojos “una vida ocurre en un parpadeo” pero no lo entiendo, el dolor inicia, con el agua que me ahoga, a veces me quemo hasta fundir piel en el hueso, otras tan solo me come la tierra y constantemente me desplomo de la nada; Pero nunca termino de morir.
Nuca lo hago y eso es lo malo……  Magenta
Tenía claro que mi problema comienza desde niña….Aun recuerdo aquel  atardecer y con el lo que parecía ser la ultima nevada del invierno, la época del año menos grata para una pequeña de tan solo 12 años de edad que se demostraba valerosa ante la vida; claro la nieve no era su mayor talento y no por que le molestara su textura, todo lo contrario le parecía hermoso ver caer la fina escarcha que se atoraba en la fachada de su ventana; pero ¿Por qué tenia que ser tan fría y helada? Se preguntaba cada vez que la tocaba, por eso ella prefería, quedarse en su cálido cuarto a enfrentar el  frio descabellado. Así describía mis pensamientos cada año.
Siempre me molesto el terminar del invierno sin a ver hecho lo que mas ansiaba en este plano; pero esta vez seria diferente; dentro de unos días se acercaba mi cumpleaños numero 13 y con el la llegada de mi primer campamento; por cumplir la edad que mis  padres consideraban apropiada.
Poca a poco y lentamente las nubes comenzaron a desaparecer, de un cielo gris, mostrando la llegada de las nuevas estaciones, yo estaba locamente emocionada… durante mis días de clases no dejaba de repetirme –Pronto llegara no cabe duda de que lo ara– quizás esa circunstancia lo mostro mas tardado. Pero no lo percibía, ya que al ser la chica popular del colegio no tenia un momento sola, pues el mundo estaba enfocado en mi y en todo lo que hacia.
A pesar de eso la naturaleza me perecía lo mas fascinante que podría existir, y su llegada estaba tan próxima, que el día menos pensado yo estaba pisando pasto fresco, con varias amigas y el hijo del excursionista mayor  –El ángel que inundo mi todo de nueva vida y muerte–
Me sentía por encima de los demás, me veía superior mientras que esto no me pertenecía. Presumía de ser  la más bonita, inteligente, la mejor en todo y de todos, claro que si para ese entonces me hubieran dicho que Benyamín cambiaria mi historia, no les hubiera creído y como hacerlo si hasta ahora cuando pienso en el solo sonrío, mi Benyamín con sus finos hoyuelos, su pelo alborotado, sus labios carmesí, ojos ámbar, piel rosada y en la noche pálida, tan perfecto y desastroso como un Ángel- Demonio, mi Ángel-Demonio.
Pero estaba aun corto tiempo de saber que las casualidades no existen, que siempre se esta en el lugar preciso a la hora adecuada; ahora Benyamín estaba dentro de mis planes,  a pesar de su apariencia ruda de un adolecente de 18 años, se comportaba dulce, atento y tan descortés en ocasiones. Que lo estaba adorado sin darme cuenta y me daba la impresión de que el por mi sentía lo mismo, por la atención que me prestaba y por ese dije de plata en forma de dos alas que me regalo atorado en un hilo rojo.
Todo fue tan rápido que me encontraba ha unas horas para despertar de este sueño. Aquella noche en que todos dormían menos Benyamín y yo quienes permanecíamos ante la diminuta flama de una fogata que no aguantaría mucho; pretendía confesarle todo pero el revelo otra cosa que no me esperaba; tenia novia y estaba ansioso por verla,  por esa razón perdí y fingí que no paso nada.
Pues aunque no lo admitiera mi Ángel-Demonio me lastimo.
****
La noticia me hizo regresar y proyectar cansancio, ya que no quería escucharlo hablar de ella. Mañana dejaría ir estos deseos y superaría el supuesto encantamiento con Benyamín, regresaría a casa sabiendo que la vida era genial y yo estaba rebosante de ella… deje que esos pensamientos me perdieran en mis espejismos, pronto caí de cansancio.
Quizás solo me aturdí con el desvelo que me provocaba la noche, no lo se… y creo que hasta ahora no he podido concebir una respuesta sensata a tal dilema. Por un momento temí por mi y desperté sudando frio, supuse que enfermaría entonces mire la sombra que paso lentamente alrededor de la tienda.
No faltaban más que unos minutos para las 1:00 a.m.  entonces algo adormilada intenté despertar a mi amiga –Lullí–  pronuncie varias veces mientras la movía lentamente a lo cual ella solo se quejo, estaba dispuesta averiguar que sucedía… así que tome mi suéter y una linterna que encontré a mi paso, deslice el cierre que me mantenía adentro y salí.
Para poder pronunciar con alivio una sola palabra –Benyamín– que caminaba sin sentido  introduciéndose en el boscaje inmenso, –Espérame– masculle corriendo detrás de el, intentando no perderlo pero no veía nada, la luna se cubrió de cientos de nubes y para colmo mi linterna no servía. Me movía entre ramas y platas que rosaban en mi, constantemente volteaba intentando distinguir algo, hasta que todo se aclaro tenuemente, las hiervas que tocaba parecían pastos inmensos roseados por gotas diminutas de luz entre lazados con colores.
Esto era fascinante, solo que cuando procuraba salir del arbusto observe a Benyamín  con dos sujetos mas… mi vista era ilimitada; pero si pude ver  ha ese gigantesco  pájaro; que con sus enormes garras sujeto a Benyamín elevándolo demasiado, para después dejarlo caer… tape mi boca para no emitir sonido, pero me sorprendió mas el verlo tomar la misma forma y alejarse.
–Que sucedía– pensé y no pude mantenerme firme, mi mano dejo caer la linterna que inmediatamente prendió, reflejándose en un árbol –NO– murmure arrodillándome rápidamente para apagarla, pero se había descompuesto, el miedo demoro el quitarle las pilas… todo se meneó y se asomo un hombre de color de tal vez 30 años cabello largo y lacio… dedos llenos de anillos, vistiendo de blanco y rojo –Hola– sonrió en cuanto yo me levante de el piso tratando de explicarle con tartamudeos el error que cometí –Lo siento, no quería… es que yo no quería–  a lo cual el solo respondió –Ya lo se, pero es tu turno– asomando sus blancos dientes. Negué la posibilidad mirando su mano con esas uñas largas acercarse a mí y seguir adelante hasta tocar mi nuca.
Presiono firme que me congelo con la mirada en el, sentía sin dolor una uña penetrar en mi piel hasta que la dejo salir, dando pasos hacia atrás. Toque la herida suavemente y me desvanecí…
A la mañana siguiente desperté en la tienda con espantoso dolor de cabeza… y una marca nueva que trate de ignorar al igual que la desaparición de Benyamín, que no le preocupo a su padre.
***
Siempre había tratado de comprender lo menos posible el significado de las cosas, difíciles o simple no hacían la diferencia… alguna vez me rodee de frases sin sentido pero a mi corta edad tenia claro pocas similitudes entre la realidad y el sueño. Sin embargo si podía percibir ese faltante que no me daba felicidad.
“El que digas 100 veces una mentira a los demás no la convierte en realidad, pero decirla 100 a ti mismo podría funcionar” a tal extremo que si me creía mis alucinaciones –todo esta bien– y era la forma en como lo tomaba; sin embargo nunca será lo suficientemente perfecto para engañar a todos, jamás pudo serlo y sigo creyendo que aferrarme a falsedades no función… por eso siempre me he preguntado por que ¿? Si nosotros mismo conocemos el grado de inexistencia de una posibilidad nos aferramos a su espalda con el mismo nivel en el conocemos la altura de nuestra caída.
Comencé lentamente a malgastarme en mi misma, perdí amigos por que no sentían la soledad, el hueco que no se llena. Mas sin embargo con una triste sonrisa seguí envuelta en los chantajes de mis padres, pretendiendo estar cuerda… solo que de esa chica cool solo quedaba el nombre.
Después ese maldito sueño del que hable se hizo presente en todo este tiempo y a mis18 años de edad la vida era un asco, no significaba ni apuntaba a nada… era un completo caos, no tenia a nadie que pudiera comprender esta apatía que me empañaba, comí para no morir y nunca supe por que seguía  respirando, todos se burlaban de la chica  harapienta que se movía como zombi por los corredores sola; así fue hasta el día de mi graduación cuando todos lanzaban sus birretes a el aire mientras yo miraba a el suelo, y seguía presintiendo que estaba mas abajo que eso.
Mi nombre es Natally o simplemente hermana Ally, entonces supongo que ya comprendieron soy monja, solo una moja y no espero nada mas que permanecer de esta manera hasta mi muerte.
****
Al término de este complejo mis padres no aceptaron mi decisión tratando de cambiarla durante un tiempo, pero decidieron darme dos años de plazo para pensar las cosas antes de salir de viaje.
Dos años serán me advertí ya que estaba tan segura de mi decisión que no aceptaría que otra persona pensara por mi en ningún momento. Aun así me trunque en ese punto, sonriendo al mundo como cualquier persona que conjetura que su vida marcha de maravilla.
Las manecillas del reloj se movieron y pronto cumpliría 20 años y la mitad de la prueba. Hasta que me desmorone cuando anunciaron que yo junto con 2 hermanas mas acompañaríamos a los niños huérfanos aun campamento como premio de su 1°comunión. Trate de desistir pero la madre no entendió escusa, pues una promesa a los niños era inquebrantable.
Y emprendí camino pasando con silencio la primera noche para amanecer con la noticia de que Verónica de 8 años se había perdido. Intente encontrarla pero termine dentro en una cueva que se derrumbo. Aun así deseaba hallarla que seguí con mi linterna caminando hasta tropezar con un hueco del otro lado para concebir, que este ya no era mi mundo. Todo se mostraba diferente, mas repleto de variedad, los arboles sin una sola hoja y con miles de flores de diferentes tamaños y colores cada uno.
Camine tranquila hasta que note la silueta detrás mío y comencé a correr topándome con un acantilado, donde una garras enormes de águilas me sujetaron y soltaron provocando que me desmayara. Reaccione al poco rato, para mirar hipogrifos en el aire, hipocampos enormes saltando del agua y osos con lomos de piedra corriendo (había escuchado hablar de ellos en cuentos, pero esta vez eran reales) tallaba mis ojos hasta que uno de ellos descendió para llegar a el suelo convirtiéndose en humano a igual que empezaron a hacer todos, mujeres y hombres desnudos que cubrirán sus sexos con pelaje blanco, plumas rojizas y escamas azules.
–Me quiero ir, no pertenezco aquí– apreté mis dientes y fruncí mis ceja
–A donde perteneces– camino el único que vestía hacia mí
–Aun convento– le aclare
–Eres monja– me miro alarmado en cuanto que uno de ellos pregunto – ¿Qué es una monja? Max – pero lo callo inmediatamente.
–Trata de irte– aclaro su voz y corrí por no se que tanto tiempo. Pero el mundo se tornaba mas colorido y turbio, los arboles  se sacudían para intercambiar flores, el pasto se movía para no ser lastimado.
Todo el entorno era sabio,  que al caer la tarde, trate de descansar y una raíz se elevo para sostenerme– ¡Gracias! –  le mire por un momento; (esto no es posible me decía pero es tan fantástico)
De alguna forma aquí nunca estaría sola –Le asegure al árbol– pero no soy fuerte, ni mucho menos valiente como para dejarme llevar tal vez por lo que ya esta en la sangre, por eso deseo regresar… recargue mi rostro en su grueso tronco.
Y un resplandor se escapo del suelo, que me dio curiosidad echar un vistazo, para encontrar aquel lago que supuraba como la plena luz del día, me emociona tanto que solo arroje mis zapatos y salte en el. Salí y agite mi cabello respirando fuertemente, estaba entusiasmada al ver lo magnifico que era este mundo, y a pesar de eso aun no consideraba la posibilidad de quedarme en el…
Mi piel se estremeció de calor y  tensión con la neblina rosada pálida que salía del agua y cubrió mi entorno por completo… continuaba jugando con ella y ese intenso azul cristalino. Aceptaba que la felicidad se completaba y que era instantánea. Pero a pesar de mi teoría vaga, tenia que sentir una sola vez ese sentimiento así que baje,  mirando la tonalidad y el espesor de este sitio que me estaba enamorando…
 El oxigeno se termino y quise subir a superficie pero mis manos tocaron cristal, y taparon mi salida. Comencé a golpear, pero era tan duro que estaba muriendo dentro, el sentido se iba cuando se  quebró el solido líquido que me tenía enjaulada.
–Respira (escuchaba levemente) no puedes estar tan loca para meterte en un lago de color si no eres hipocampo vamos respira– refunfuño aquella voz insípida, mientras intentaba recuperar aliento –Estas bien– se quejo un tanto y lo observe anonada puesto que me parecía tan familiar ese cabello. –Benyamín– hable intentado tomar aliento.
–Si (torció la boca) te conozco– y con tanta emoción le mostré la pulsera –Ally– grito y me abrazo eufórico.
El me mostro como las flores se marchitaban con la luz de la luna provocando la salida de ciento de hojas, el pasto crecía proporcionando esa agua brillante. Trato de cuidarme, regalándome ropa seca que nos engañamos entre nosotros al no preguntar sobre nuestras vidas y disfrutar el momento durante unos días, donde los arboles proporcionaba frutos frescos. También oculte la aparición de alas que salían cada que me sentía sobreexcitada.
Solo que no quería encantarme nuevamente, a pesar de eso  me carcomió y mis necesidad despertó en el… “había prometido ser virgen hasta la muerte” pero a mi piel se le olvida con el simple perfume que desprendía sus poros, me irritaba y ansiaba.
****
Inconscientemente estaba segura de que Benyamín me sacaría de este lugar, pues no lo considere una prisión, hasta que mis muertas palabras renunciaron ¡Y bien cuando no iremos! Conjeture demasiado pronto…
–Irnos a donde– entre cerro los ojos con su risa burlona
–A casa– inocentemente recalque
–No Ally, tu ya no te iras de aquí– lo mire asépticamente –OH. No te han explicado que cuando viene en tu sangre, aparece aquí y no regresas–
–Estas loco, loco– repetía varias veces mientras me alejaba de su lado… –Déjame sola corrí sin cesar por horas en este laberinto, hasta que no pude mas y caí en una trampa donde permanecí un día, pensando en el fuego que choca contra mí, incendiando mi espíritu… Benyamín todo lo único y prohibido.
Ya no puedo mas pensé y caí en un sueño pesado. Donde estaban aquellas palabras que devolvían a la realidad, donde estaba ese corazón que no le importaba jugar con los demás, donde estaba yo, el agua helada me despertó. ¿Quién eres tú? Susurre al ver a ese hombre blanco con rajadas en su piel. Observando a los demás que poseían el mismo aspecto de humanos con atributos animales y esa mirada fría llena de odio. De pronto unas bestias  enormes aparecieron del cielo oscuro –Cálmate son solo dragones fríos– grito presionando con fuerza mi brazo al ver las pocas lagrimas que soltaba y lo incomodaban. Aquel individuo tiraba de mi, como cualquier objeto… en cuanto que yo no despegaba la mirada de el. Todos los presentes bestias y semi-humanos hicieron una reverencia, y al notar mi falta de tacto, mi opresor grito.
–Arrodíllate ante el rey– empujando mi frágil cuerpo al suelo…
A pesar de los arañazos enderecé mi cuerpo y le suplique –Quiero irme a casa– y el rey chaqueo los dedos. –Das lo que sea– hablo a mis espaldas el mismo sujeto.
–SI, lo que sea–
–Bien adiós Benyamín– susurró mi oído…. Tomando mi cabello para mostrándomelo atado de alas.  Sus muecas de Benyamín me lo pidieron –Llévatelo– le ínsita pero al verlo al borde de la muerte no pude fingir.
–Espera (me arrodille) yo a cambió de el– 
–Lo siento te di la oportunidad, pero te dejare morir primero, tiene algo que decirle– rio sínicamente al escuchar el sonido del piso erupcio-nar.
–Yo no pedí esto– derrame lagrimas al mirar ha aquellos seres deformes salir de la lava hirviendo, con su piel agrieta y sangrante a la vez, sin forma alguna. Arrastrando mis pies por el empolvado, –NO, por favor (suplique cuando esas manos me tomaron de mis tobillos) –No– fue el ultimo alarido que solté en mi intento de huir clave las unas en el suelto mientras me tiraban con ellos. –Así no puede terminar– mire el vapor y un resplandor inundo todo con un eco que me avivó –Estas bien, unos dragones fríos  cayeron del cielo muertos junto con ustedes– Max sugirió cuando Benyamín llego.
–Por que lo hiciste– dijeron sus ojos rojizos con rabia y  desdeño…
–Po que ¿? Te molesta tanto–
–No lo entiendes y aunque intentara explicártelo no acabarías de entenderlo–
–Benyamín–
–No te quiero perder–  alzo la voz desesperado e intenté seguirlo
–Déjalo, el trata de no mostrar sus emociones– me sujeto Max
–Término–
–Me temo que no… esto no es solo un ganar ó perder, es un ajuste de cuentas que pueda durar  siglos o días para detonar–
***
Aun no era lo suficientemente capaz de asimilar lo que había ocurrido en unos cuantos días, especialmente mis sentimiento a Benyamín… pues era posible sentir este tipo de deseo y ansiedad por un hombre que has tenido por años en pensamientos y apenas unos segundos en carne.
Trataba de ser optimista a todo, solo que no creía en los finales de una historia demasiado loca y mucho menos en el vivieron felices para siempre y es que me preocupa que una teoría venga manchada de realidad que se distorsiona con los anhelos…… la noche ya estaba en su mayor punto y todos reposaban después de la entrada que iniciaba una guerra de la cual no se definía su final.
En dichos momentos lograba entender el significado de calma, de serenidad, enredadas en pasos que se acercaban a mi y que solo un giro en mi rostro lograba captar su masculina figura… –Hola– susurró ha mi oído sin descaro al ver mi piel estremecerse con su liviana presencia… –Buenas noches– concluí ocultando mi rubor sin tocar otro tema.
–Pensando sola, que acaso no sabes que eso es un insulto a los demás por que les demuestras que no son importantes ni siquiera para compartir algo tan simple como la soledad– tomo mi mano fría…
–Depende de cómo lo veas, yo creo que la soledad es la que nos define como persona– mordí suavemente mi labio inferior al sentir los ojos de mi Ángel-Demonio sobre mí.
Callo por unos minutos –Y la paz donde queda–  mostro un tanto de su perfecta dentadura
– ¿Qué es la paz? Para ti– me excusé en lo que a mi parecer respondía su pregunta.
–Un sentimiento eterno que queda y se desprende de aquí (coloco su mano derecha en el corazón cuando yo creí que había terminado nuestra charla) y  para ti ¿Qué es la paz?– acaricio mi mejilla que se encontraba ardiendo
–Pues la paz, no se busca, ni te la dan… tu la conservas dentro, el problema es como sacarla– de alguna forma rezongué a sus ideas
–No es cierto, el amor donde queda cuando es de hay de donde se desprende la paz– reafirmo con tanta seguridad
–El ayudar y amar  al prójimo te da paz– respondí con los pensamientos que eran propios de una monja que ya ansiaba ser mujer
–Lo único que me demuestras con esas palabras es que no tienes idea de la gloria que encuentras dentro de la paz de tu ser– camino postrándose frente a mi… sin desdén de sus actos roso mi rostro contra le suyo
–Y según tú como la consigo–  intente bromear y escapar de la situación.
–Amor, solo eso… amor entre almas, entre lazos, entre sangre… entre odio… corazón que se clava en la piel de un encuentro carnal, rosando mas que la intimidad de una persona a la cual adoras con tu  alma y solo basta con mirarla para derramar miel por ella, por su bien implicando un mal tuyo…pero el problema esta en desear con fervor y no poder hacerlo para proteger…– en verdad eso mato el recelo hacia el…
–Demuéstramelo– le implore tocando su piel clara
–Ally, eres muy importante para mi (Recalco mientras recogía con sus manos mi cabello) entonces por que insistes, cuando yo no quiero…. (Roso sus labios sobre mi frente) no me hagas convertirte en lo mas importante, en lo único– su ojos reflejaban  la luna y sus labios se enrojecían con sus palabras y pedían lentamente que me acercara… en un instante no pensé nada hasta que reaccione con la manzana debajo de su lengua, a sus quemante y excitante saliva… todo mezclado con un perfecto movimiento alrededor de su boca.
–Hazme el amor– le suplicaba mientras sus labios carnosos rosaban, presionando y soltando mi cuello lentamente… sus besos carcomían en cuanto a sus manos que no dejaban de sujetar mi cintura y arañarla con desesperación…. –Benyamín, hazme el amor por favor– volví a pronunciar con suspiros que provocaba el, cuando note sus respiración agitada anclada en mi piel…. Tomo mi rostro con ambas manos y me beso sin exhalar aire, –Lo siento– pronuncio al terminar, –No puedo, aun no…–
–Benyamín– grite al verlo alejarse un poco y dejarme sola
–Perdóname Ally, pero para estar con tigo debo de resolver las estupideces que he cometido– y con la luz de la luna se alejo….       
No asimile lo que dijo, por que no quería ¿? Me pregunte, es que acaso no sentía lo mismo que yo, pero no podía ser posible después de lo que me hizo percibir, de lo descubrí en el,  de cómo coloco mi piel a la suya, de cómo me estremeció… no podía ser un engaño, como ocultar esa  pasión…. ¿Cómo hacerlo?
***
La calma volvió a invadir todo el contexto, me recosté en el pasto esperando el amanecer que no se hizo esperar, camine lentamente cuando mi ojos idealizaron a Benyamín muy lejos de mi con esa sonrisa perfecta, que me hizo pensar que el solo estaba asustado por el amor y que seria pasajero, me ruboricé y decidí avanzar cuando robo escena Gley, otro mas de ellos que necesitaba conversar.
–Max– toque su hombro… –Ally ya todo mejor– suspiro
–Bien– aclare
–Perfecto–cuestionó
–Mi vida nuca ha sido perfecta–
–En eso nos parecemos, no elegimos…  mira– sostuvo en sus manos un fotografía   que imploraba que la tomara
–Este eres tú– lo señale rápidamente, y note a alguien más… temblorosa pues como podía olvidar ha aquel sujeto de color que tubo tanto que ver con mi destino recorriendo mi cuerpo en sudor y acercándome a el amor de mi vida,
 – ¿Quién es el?, un amigo– supuse
 –SI un viejo amigo y el que inicio la guerra, el mago más poderoso de Rendul  – me aterro y dudo
Una lágrima resbaló mirando a Benyamín junto con Gley.
 –Ojala y nunca hubiéramos encontrado este mundo– concluyo con esta última frase y ahora yo me enfrentaba al mayor dilema que podría tener:
(Delatar a lo que aparentaba ser el amor de mi vida o traicionar a la familia que me adopto en contra de mi voluntad)  
¿Ustedes que harían?
Ya no podía decir mas pues he entendido que la continuidad de una historia no termina, solo se marca un color indeciso… un color Negro Rojizo, un color Magenta

miércoles, 9 de marzo de 2011

Felicitaciones


Nunca es tarde….
 Es verdad y esto es especialmente para lo ganadores de el concurso  1° G.H.B.M.
                Que se llevo el libro de oro un puntaje de 461 votos a favor…. Muxxas felicidades a esa hermanita y a todas/os las demás….
Segundo lugar con 358 votos…… Bravo
En el tercero hubo un empate con 121 votos…….. Un abraxxo para ambas:
Conózcanlas………………


                           link

viernes, 25 de febrero de 2011

concurso

Sobre este concurso no tengo mucho que decir… puesto que perdí, bueno lo acepto demasiado fácil por una simple razón… me entere demasiado tarde y solo hice lo que puede en media hora… para mi no estuvo del todo mal, me enseño a entender que no una historia no sale bien a ala carrera y también que no me gusta escribir relatos tan cortos…





 http://erzengel-palabrasalviento.blogspot.com/
En fin,…. Gracias Erzegel… y te estoy apoyando en el gran hermano bloggero…. Suerte.
¡Voten por el mejor Hermanito!  Que muy pronto se dará a conocer en este blog…  un saludo…… y recuerden pasar a este blog a VOTAR…
http://ni-unapalabramas.blogspot.com/             
TAMBIÉN FELICIDADES A EL GANADOR DE PALABRAS A EL VIENTO…
                                                 

miércoles, 23 de febrero de 2011

Otra oportunidad

Hola… pues como dice la entrada otra oportunidad para mi, saben que me encanta escribir y aun mejor que haya alguien que disfrute de lo que hago….  Publicar seria un sueño pero aun más compartir mis ideas y vivir aventuras en compañía….
Por  ese motivo he decidido participar en:    

Con una idea que ya había rondado desde hace mucho tiempo por mi mente…. Pero que no había logrado comenzar y gracias a la motivación que me dio el blog lo he conseguido, admito que me costo buscar un Epilogo propio para esta narración… pero por fin la he terminado y será publicada muy pronto en el concurso.....
Por eso les dejo esta canción……. Quizás muchos no gusten de esta música, pero es una de las que asimilan la forma de pensar de mi protagonista; además de la canción les dejo una sinopsis para que vean de que trata…. Y si gustan  leerla cuando sea colocada en el blog.
Por mi parte me fascinó escribirla y provoco mucho como espero que haga en algunos de ustedes:
Magenta
Sinopsis:  
                 Ally era la típica chica popular, de la que no se esperaba nada… hasta que demostró que una diversión inocente lo cambia todo, ahora su mundo se ve destrozado sin razón aparente, arrepentida de tratar de cumplir un sueño… se vuelve loca al tomar una brutal decisión que parece ser la mas atinada… pronto Ally entenderá que hay muchos tipos de destinos con los debe jugar y aun peor de los que no se puede esconder….  Y sin querer su Ángel-Demonio estará muy presente en todo esto. 


lunes, 31 de enero de 2011

capitulo VIII

Asesinatos
Esto no era precisamente de mi incumbencia, pero todo el mundo estaba a unos kilometro de desmoronarse sin remedio… o solo era una simple coincidencia;  se podría tratar de un ajuste de cuentas entre los padres de aquel pequeño, pero no podía negar que las coincidencias solo son vagas ideas de un ser humano que no esta mirando de frente el mundo y así fue como mi mente ya no pudo estar en paz…
Para dentro de 3 días todos ya habían olvidado dicho asunto, pues lo dejaron sucumbir en manos del pasado… por otra parte Erín paro de buscarme… de hablarme y de mirarme.
Una mala racha la tiene cualquiera esas eran las ideas que me mostraba mi nueva gente, hasta que el lunes volvió a suceder… esta vez a una mujer de la tercera edad, quien trataba de ayudar a su perro que ingreso a el bosque… la mujer que brutalmente destazada y quemada a fuego lento, fueron los informes en el noticiero de la tarde pero no creí en eso…  dentro de un lapso  de 10 días…  ya habían apareció 8 cuerpos, de los cuales se informaba exactamente lo mismo… eran ancianos, niños, jóvenes, gente madura… y un bebe con el cual no se detuvieron.
–Que sucede– pensaba y concebía la respuesta muy rápido Mason…. Pero la duda sobrevenía con unas palabras que sigo escuchando  No olvidare tu aroma y cuando seas humana, tu serás mi primera presa– y el no era alguien que rompe una promesa solo por que si…. Eso daba otra resolución (la sexta dinastía) ya estaba en marcha…
Pronto la policía no sabia como reaccionas con los hecho, se hallaban hasta 3 cuerpos en un día, esto terminaría con la sociedad en menos de una años… sin contar las victimas que ya no se mencionaban y que los familiares anotaban como desaparecidos en cada calle. Ese fue el motivo por el cual Transilvania dejo de tener turistas, por el cual las escuelas cerraron y por el cual se coloco un toque de queda. A partir de las 8 todos los lugares cerrarían sin excepción.
Transilvania ya no era solo ese lugar que se caracterizaba por las leyendas de los vampiros, si no que estaba a punto de convertirse en el nido de los seres más sanguinarios que existen.
Después de esta alarma, determinaron que si la gente se ocultaba y alejaba de el bosque, estaríamos seguros, pero se equivocaron nuevamente –Como se imaginaria que estaban combatiendo contra un ser que no muere–  la gente aparecía muerta en sus propios cuartos y ya no había como ocultarlo.
Por supuesto las autoridades trataban de no sacar a flote ese tema, pero los individuos que perdían seres amados hacían huelgas para atrapar al culpable.
El invernadero, suspendió por una semana su trabajo y nos dio tiempo para saber que tendríamos que hacer. Pronto todo ya estaba fuera de control, a pesar de lo que decían ya nadie quería salir.
El hotel tomo medidas de seguridad colocando barrotes en cada ventana y balcón, con el fin de proteger a sus huéspedes. Las puertas se cerraban con candados, muebles detrás de ella y a pesar del ruido más estruendoso nadie se asomaba ni por un diminuto agujero.
Karolina me llamo aterrorizada a los dos días de no vernos, al parecer y lo que lograba entender entre sus sollozos y temblores habían matado a el hijo de su vecinos –Tenia 18 años, no escuche nada– lloraba y se secaba las lagrimas…. –Es todo lo que viste–  la presioné un poco. –NO, pude espiar al cuerpo, y no era normal–
–A que te refieres– sugerí
–Estaba seco, negro, verdoso, como si tuviera semanas de muerto, entiendes y otra cosa, dos agujeros de su cuello– termino y me miro callar. –Tengo miedo sea lo que sea, esta muy cerca de mi familia, temo lo que le pueda hacer a mis padre; a mi abuela–
–Tranquilízate, tienes objetos de plata, pero tiene que ser plata autentica– eleve mis cejas
–Mi abuela tiene cucharas de plata– pronuncio mientras se tocaba la cabeza
–Bien, escucha lo que vas hacer… Karolina, en cada ventana y puerta coloca las cucharas formando una cruz y en el centro diente de ajo… rocía alcohol con un poco de sal en las esquinas de tu casa y colócate la ropa al dormir al revés–
–Estas jugando– apretó su frente
–Quieres que tu familia viva–
–No entiendo, pero después de lo que vi, probare todo–
–Bien por que no es necesario que entiendas, solo hazlo– y acento con su cabeza –Aaaa, por cierto, no te lo quites– arroje mi suéter en su rostro y lo tomo colocándoselo rápidamente.
Esto no les daría mucho tiempo, pero los vampiros no detectarían el aroma de su familia. La plata combinada con el ajo, la forma de cruz era lo que mas odiaban los vampiros creados en cuando el alcohol con sal  tenia el efecto ante el real, haciéndolo perder el olfato mientras el perfume continuara, Karolina no me importara; pero esto ya era demasiado que aguantar, y de alguna forma con mi ropa y oliendo como yo nadie la detectaría.



Mi maravilloso mundo que parecía ser una gran idea se estaba quemando

capitulo IX

Una vampiro mas…
Me había evitado tantas cosas, desde que era humana… pero en esta ocasión era decisivo que dejara golpearme justo en la cara. Una nueva ventana se estaba abriendo y por que cerrarla esta vez –Retome–  cavia un ligera posibilidad de regresar a el mundo del que nuca debí haber salido… la pena de matar a uno nuestro era inmensa, pero el poder evitar la muerte de mil mas, la hacia ver tan diminuta, que la respuesta no tardo tanto en  hacer su aparición.
Quizás ya no seria  la más fuerte, las más ágil… pero seguí siendo fría, calculadora, exacta y precisa en mis decisiones
Hay fue donde la duda sobrevino, al parecer yo estaba segura de mi inmortalidad o fue lo que me consto la rápida sanación de mi cualquiera de mis heridas… sin embargo el tiempo pasa, la sangre se difunde por caminos diferente. Así que no podía tener una teoría sin haber hecho una prueba. Tenia en cuenta que podría morir o vivir, cualquiera de las dos desencadenarían un millar de cosas.
Esto no hubiera sido tan fácil de no ser por las medidas de segura que ha tomado la población, ni un alma vaga por las calles… o debería de decir ni alma viva vaga por las calles.  La decisión fue simple y fácil.
Coloque un despertador con la hora que me pareció adecuada… me recosté en la cama esperando y escuchando mover las manecillas… mientras no paraba de analizar las circunstancias en las cuales Erín tenia que desaparecer en seguía… un simple humano no era nada y el que no tuviera familia que indagara hacia aun mas sencilla la enmienda –el tenia que morir y yo solo estaba adelantando un poco su hora–
Se hacia tarde, toda la gente estaba  intentando dormir o  ya se habían dormido; tenia puesta mi pijama, un short rojo y una camiseta blanca… era irónico ver un ser que no duerme así, pero no existía vida fuera de estas paredes.
Entre todo, la horas se desvanecieron y la alarma sonó con esa melodía tan peculiar, 12:15 am. Ya era momento exacto para responder a mi pregunta, salí suavemente para no provocar a un vecino imprudente, camine descalza por la loseta del corredor; subí escalón por escalón hasta toparme con esa puerta que daba el techo del edificio, mire el candado plateado que la sujetaba; lo tome entre mis manos y presioné hasta romper.
Abrí lentamente la puerta para calmar ese suave chillido que se daba en ocasiones… seguí avanzando por el concreto, hasta pisar la orilla, nada se movía, mire la altura… 16 niveles eran suficientes para comprobar mi inmortalidad, decidí arrojarme en el callejón; donde curiosamente seguía una antigua lámpara que anunciaba su partida de luz con sus constantes apagones, mediría tal vez  3.5mts.  Y cerca de ella un contenedor de basura… sin contar la escalera para incendio que fue removida de los tres primeros pisos por cuestiones de seguridad.
Nuevamente me coloque en al borde, elevándome de puntillas para regresar… di vuelta camine unos 5 pasos a adelante y luego decidí volver de espaldas. Retrocedí la misma distancia hasta que el piso se volvió aire… observe el edifico que se alejaba de mi…
Cerré mis ojos y me deje caer vacio… como sabia que no percibía dolor alguno… decidí esperar un tiempo razonable en el cual se supondría que tendría que estar ya en el piso o bien tan solo a el escuchar un ruido seria suficiente razón para aflojar mi vita y mirar a mi alrededor…
Los segundos, cayeron uno seguido de el otro….
1, 2,3…… contaba lentamente dentro de mi; hasta que supuse serian suficiente, y el ruido no me despertó…
Inicié a despejarme, ansiando ver mi cuerpo en el cielo o neceando otra absurda ideas –Genial, he muerto y tampoco se lo que se siente– pensé.

Por fin analice lo que sucedía… todo el cielo era poco como para saber que el estaría hay… sus brazos firmes como una muralla sosteniendo mi cuerpo, sus pies sueltos y apegados a la cabezas de aquel postes, sus rodillas un poco inclinadas con temor de sostenerme… su pecho liso y dejando exhalar sus poros en cuanto a sus rostro respirando ante el mío…
Niño, le susurre. Al enfocarme en su rostro, sus cabellos oscurecidos aun mas de lo común, revoloteando por el soplo de el aire, sus mejillas paralizadas, su piel demasiado pálida para ser cierto y esos ojos grises azulados se caramelizaron con un tono miel de la mano de el gris, enrojecidos tenuemente recibiendo una lagrima, tan profundos como jamás un humano a concebido tenerlo y era verdad ¿No era un humano?
Salto del poste hasta el recipiente de basura sin soltarme, dejo resbalar mis piernas sin desenredar su brazo de mi cintura, mientras yo no dejaba de verlo… clavo su mano y pies dentro en el concreto sin dificultad; comenzó a subir hasta toparse con la escalera contra incendios la cual le facilito llegar a la cima.
Me dejo colocarme sobre lo firme y musito a mí oído – ¿Por qué lo hiciste?–  y yo no respondí, incline mi semblante y el se separo.
Corrió y se dejo caer…
Lo seguí hasta el precipicio, azoto de pie y corrió entre brincos adentrándose en el bosque, apreté mi puño, pronunciando entre mis labios secos las palabras mágicas     –Es un VAMPIRO–
Era difícil dirigir mi atención en otra dirección muy opuesta a el… la única pregunta que anunciaba mi destino. La única que existía.

¿Y ahora Qué hago?................

jueves, 27 de enero de 2011

Capitulo VI (parte II )

–Estaba de paso, no sabía que cenarían… aquí– agrego rápidamente Erín
–No estoy segura de eso– hable tan solo para mí…
En unos cuantos segundos el ya estaba sentado con nosotros, –Que va cenar señor – se acerco nuevamente el mesero, –No gracias, solo un vaso de agua– explicó, –Seguro que no quieres nada Erín yo invito–  dijo Andrés –No gracias, no me he sentido muy bien– concluyo.
En un tiempo corto ya no me parecía divertido como se estaba tornando el ambiente, el juego que habíamos iniciado… lo termino el con sus preguntas tontas y necias… me levante de la mesa… para  marcharme, tome a Karolina que ya estaba mareada por tanto vino que ingirió…
–No, no Alba no te vallas– me sujeto Andrés
–Déjala si es lo que quiere– sugirió Erín
–Alba, no le hagas caso… oye si lo que deseas es ir a otro lugar vamos yo te llevo– insistió con tal desnivel que no me pareció mal probar un rato… –Y va a ser lindo el lugar– indague para cuando yo estaba por marcharme–Por supuesto, el mas hermoso– y tomo mi mano…
–No te la vas a llevar– se postro delante nuestro y como tenia que ser Andrés quiso defenderme
– ¿Qué? Vuelve a repetirlo– se toco el saco
–Me oíste–
–Oblígame– ante el reto impuesto, Erín respondió inesperadamente lanzándolo en el aire, el tropezó chocando con el mesero quien dejo caer en su cuerpo nuestras ordenes.
–Estas loco– Salí de el restauran de la mano de Karo, donde detuve a el primer taxi que note.
–Espera, no te vallas así– cerro la puerta de auto
–Ahora que ¿? No me interesa conocerte–
–Es por que enamoraste del imbécil de Andrés, que solo te quiere para un rato–
–Y tu para que me quieres ¿?–
–Yo no te quiero, es solo que me preocupo, por que a el le gusta jugar con todas la chicas–
–Que bueno que no soy como todas las chicas–
–Claro, eres mas hermosa– lo observe de reojo, moví un tanto mi rostro y sonreí, subiendo al taxi donde ya estaba Karolina  
                                                                                 
Capitulo VII
Día de tormenta
Ya llevo bastantes días, viendo como colabora la sociedad…. Y viendo al joven Erín, que no deja de asediarme en las ocasiones que lo he notado… si tuviera el tacto adecuado para decirle que lo que percibe a los lejos no es mas que el aroma que me dejo su novia al morir, pero como me conozco con esplendor se que no podre hacer mucho por el, ni voy a querer hacer nada cuando se entere –Los demás no me importan cuando yo no importo–  la sociedad es tranquila que preferirá estar en mi revoloteado mundo vampírico; es mas entretenido y rápido que el solo ver pasar el atardecer… que esperar el amanecer… que solo trabajar y cuidarse…
Las emociones de este mundo son pocas, pero aquí con mis habilidades soy la mejor, no tengo que me haga seguir…. En cambio en ocasiones me pregunto que si regresara a mi cosmos, con lo que me ha quedado seria la mas débil, la que debería de pensar como superar algo que no se puede superar… en bastas reflexiones con mi cabeza fría que me ha caracterizado por mi falta de alma, no tomo decisiones apresuradas sin verificar mis fallas…. No puedo volver pues ya no soy de sangre pura, la casta a la que pertenezco además como tomaran el que halla despojado de su vida ha alguien que iba pertenecer a nuestro grupo… claro se preocuparan por mis errores y dejaran aun lado mis desventajas –No volverá a sentir nunca–.
El, solo el me ha quitado una parte que no me pudo quitar el amor de su vida –Cristtal–… entre los dos me despojaron de lo que aparentaba ser mi vida perfecta… en fin se que no me debo adentrarme pero no dejo de darle vueltas a el asunto… y tal parece que las horas que restan para el amanecer… se funden con esa pregunta. Otra jornada de trabajo duro; pero lo hago para aparentar; y callar las bocas ajenas… 
Es jueves por lo cual las hora de salida es a las 5 de la tarde… será bueno para ir de comparas al supermercado, mi frigorífico esta por quedarse sin cosas. Paseare un rato por al almacén como si no encontrara lo que he venido a buscar. De esa forma are que las horas avances hasta llegar a el anochecer; aun no se si podre soportar una eternidad con este estilo de vida. En fin debo de darle tiempo al tiempo.
Me agarro la salida a las 8… ya había conseguido hasta lo que no necesitaba… y como acostumbraba obtener todo lo que deseaba con solo hacer que la gente mirara mis verdosos ojos, se me hacia fácil aprovecharme de todos… me aleje de la caja, mientras el sujeto que me atendió no dejaba de mirarme con el mayor descaro que hasta ahora estaba notando; pero seguí caminando hasta la puerta giratoria, donde se encontraba dos viejecillas conversando de sus hijos y nietos y de cómo estaban malgastando sus vidas… se burlaban y comentaban entre carcajadas la ignorancia de ellos al creer que la vida podía ser eterna y que en cuanto menos se dieran cuenta su existencia estaría terminando.
Reconozco que sus bocas estaban llenas de verdad salpicadas con un poco de mentira… pero si preferirá estar en sus zapatos para sentir y apreciar el poco tiempo que se me da en este mundo, sin embargo el ser vampiro es fascinante siempre y cuando no te ocurra un accidente como el mío; parecía un poco indiscreta al detenerme junto de ellas, sus miradas entrecerrando los ojos me hicieron acceder a retirarme rápidamente, sin mirar a mis lados… la puerta de cristal que giraba se movió fuertemente para hacerme chocar con ese muchachillo insistente…
–Cuidado estas bien– sus ojos se aclararon más de los común
–Fíjate por donde te mueves… me fastidia el que me andes persiguiendo –
–Lo siento, pero esta ves no estaba tras tuyo… debe ser el destino el que se empeña en mantenernos cerca a cualquier costo–
–Piensas que te creeré esas tontería– le sonríe fingiendo malhumor
–Tal vez no, pero esto tendrás que creerlo. Te ves preciosa con el color de la tarde– me insinuó varias cosas
–Borra esa sonrisita niño; que no intentaba verme linda– golpe su cuerpo con el mío… y logres captar una diminuta carcajada saliendo de su boca…
Que imprudencia por parte de el… andarme siguiendo, como si no tuviera otra cosa que hacer aparte de entorpecer mi rumbo…eso de que era un coincidencia no me lo creo; seria como decir que su vida y la mía es una sola coincidencia. Seré acaso la envidia de todas por el hecho de que Erín es precioso a los ojos de las humanas; y por el motivo de que solo este interesado en mi o debería de decir en el perpetuo amor de Cristtal; al ver la insistencia que presenta Erín… por encontrar una parte de ella comienzo a dudar de el amor que Mason perjuraba por mi.
Un laberinto seria la forma apropiada de disfrazar mi identidad, adecuadamente me refería a los términos de perdición, pero me mostraba mi cabeza que era yo capaz de estar enterrada de por vida en este lugar o al menos hasta que Erín se de cuenta de que no soy capaz que corresponder sus sentimientos y de que hay un millón de personas en este mundo que lo pueden acompañar. Llegue prontamente a mi destino en un taxi un tanto viejo, y con un chofer baste fornido…
Mire a mi alrededor y el reloj de la entrada… era apenas las 8:30 y no tenia intención de quedarme encerrada, cuando naci para volar y me lo estaban impidiendo… un pequeño caminar por el parque u otro lugar no me afectaría; subí rápidamente los escalones para llegar a mi habitación y deje inmediatamente mis bolsas donde pude; saliendo apresurada, solo que después de un rato en la ciudad me di cuenta de que hoy no era el mejor momento para estar fuera y mucho menos para observar las costumbres de los humanos…. Aprendiendo a hacer mímicas y representaciones de las emociones que representan todos con cada suceso.
Las nubes están encapotadas y la lluvia se aproxima velozmente, pero preferí caminar… la televisión en constantes ocasiones ya no me parecía entretenimiento; sin embargo es preciso hacer tiempo para un tiempo que jamás llegara, la juventud eterna me bastara  para mi dotes de manipulación pero en el amor funciona muy bien para los demás, no para mi.
Las gotas se desataron, mientras las personas corrían a mis lados con sus sombrillas, unas que otras sin ellas y riendo por la satisfacción que supongo les causa la brisa; soy la única que se mueve como si pasar un momento cualquiera, la única que el agua y ni el viento le provoca frio.
 Pronto las 9 iban a dar según apuntaba el enrome reloj, las personas habían desaparecido de las calles, por la tempestuosa tormenta que ataco a este lugar, yo en cambio preferí sentarme en la fría banqueta para que la helada noche me absorbiera, recline mi cuerpo y mi rostro se elevo, dejando que las gotas se resbalaran en el, sin un solo tropiezo por la perfección de mi piel, la oscuridad me mostraba muy pálida a comparación de el sol… por un segundo recordé a Mason, ¿Qué estará haciendo? Recorrió mi pensamiento, aun tengo presente su imagen… cada ves que ya no encontraba motivos el estaba incondicionalmente acompañándome y ahora debe de estar aborreciéndome… el era bueno, a pesar de sus ideas que no mostraban a el excelente ser que se presento ante mi.
Escondí mi faz entre mis brazos y piernas… cuando escuche unos zapatos caminar; un  vagabundo imagine; hasta que su voz se intercalo en el sonido al caer de la lluvia…
–No tienes frio– pregunto, mientras sostenía su chaqueta entre sus manos blancas, lo note al levantar mi rostro
– ¿Tu? – me pare inmediatamente
–Tómala, no se ni siquiera que haces aquí– siguió insistiendo
–No gracias… ¿Por qué me sigues?–
–Por que te necesito cerca, sin tu esencia muero– acudió prontamente
–Niño no sabes lo que dices– agregue tan solo eso
–Erín… prefiero mi nombre– impugno su sus dientes blancos
–Te llamare como yo desee– le aclare que no estaba dispuesta a obedecer ni aun mandato en el que el tuviera toda la razón
–No me molesta el termino niño, si con eso me dejas estar solo con tigo–
Lo mire, sonreí y moví un tanto mi cabeza– Erín (mantenía mi sonrisa) déjame en paz, confía en lo que te digo… no te convengo–
Su vista se resbalo y se quedo ay por unos minutos, dudando de mis palabras me observo rápidamente de reojo. Acento con la cabeza, –Alba, me quedare con tigo, perdí todo y tu eres como una hermana– afirmo con tanta seguridad
–No me buscas a mí, y lo sabes–
–Prefiero no hablar de ella, no aprecio lo que le di y lo que estuve dispuesto a dar por su amor… se alejo, me dejo muy herido… Y luego apareciste tú, solo tú… eso no es casualidad– y sus ojos se hundían en su brillo… 
–No tienes idea del régimen que tú palabras invocan–
–Se con excelencia los que digo–
– Si conocieras la verdad, jamás hubieras pronunciado palabra alguna–
–Alba– volvió a ingerir, pero me olvide de el y de los que sucedía…  el tan solo estaba despechado, por un abandono que nunca sucedió del cual yo fui cómplice.
La luna se escondía entre el montón de celajes  que provocaban a la lluvia volviéndola tosca, caminaba entre las calles, y el detrás de mí, preguntándose quizás el por que de mis rechazos y desplantes.
–Vamos Alba me tendrás persiguiéndote hasta tu hogar o aun peor por el resto de la vida– grito con movimientos en las manos
–Yo no te he pedido eso– sibí un escalón en el juego
–Eres la primera que repele de mis encantos por así decirlo–
–Te sorprende–
–No me demuestras lo única que eres–
–Basta niño–
–De a cuerdo, me voy por ahora… aunque sigas sin considerar que mis intenciones son buenas, no quiero fastidiarte, ni molestarte, tu estas primero… pero te advierto que soy demasiado terco–
–Po que aseguras que me amas–
–Ya te dije que no te amo, es tan solo cariño–
–Entendido–

–haa… solo una cosa mas, (mostro sus afilados colmillos) solo es esto– al no temer me quede en la posición en la que estaba cuando veía como se acercaba, me tomo de la cintura –niño, olvídalo– agregue… pero intento acariciar una piel que no siente aun con el mayor golpe… –eso no es un NO–  y me beso.
Estaba hallada a los constantes y supuesto besos de Mason que esto no me pareció diferente; bueno en una cosa si… Mason buscaba el hacerme sentir…. Y supongo que Erín buscaba el hacer sentir lo mismo a ambos.
Abrir mis ojos, pera ver de cerca su no tan pálida piel, sus coloradas mejillas que se enrojecían con el calor que emitía su corazón, pero que su piel fría apagaba… las gotas resbalaban una a una  por su imagen… cuando notaba sus cejas temblorosas, sus disimuladas sonrisas entre cada movimiento de labios que hacia, mostrando de esa manera lo feliz que lo hacia el evento.
La luna se postro en nuestro techo, la lluvia se fugo en un instante cuando solo nos dejo de recuerdo una brisa que se notaba a contra luz de los faros.
Mi mano se introdujo en su fallido intento, lo separe y el pregunto que sucedía –es que acaso no te gusto– seguía intentando salvar lo que nunca hubo…
El espectro helado seguía dentro de mí, limpie mis labios, eleve mis cejas e imite a la perfección una sonrisa descarada, trague saliva cuando lo note atónito si es que esa era la palabra para la cara que mostraba… calle; y respire el aire que se estaba metiendo después de la sonante tempestad.
–Vez no te amo– seguro entre tartamudeos
 –Mira niño– y el intento robarme la palabra… pero con unas señas de silencio lo pare… era mi turno de terminar con esto. –Déjame, no soy lo que aparento y tampoco te conviene saber que soy… escucha muy bien, no es mi intención lastimarte pero… no lo puedo evitar, olvídate de mi como si nunca hubiese existido; que yo are lo mismo sin problema alguno… No me sigas que no podre y te soltare todo… no me importara hacerlo ni me importara como te sientas, con tal de que me dejes seguir mi camino sola… confía que la oportunidad que te estoy brindando para no hacerte sufrir… solo se da una vez… solo una vez se te da la oportunidad de elegir; si lo sabré yo… adiós niño–
Mi sombras se achiquito como me movía, dejándolo parado en la misma posición después de mi discurso sobre mi identidad…
En eso me vino a la cabeza, las palabras de Mason antes de partir de su lado “nadie te va a amar como yo lo hago, por que nadie de ese mundo al que quieres ir conoce tu verdad” no quise hacerle caso, por que en mi mente solo mis ideas gobiernan, tan solo esta vez supuse por un corto instante que quizás cometí un error.
A pesar de que mi ego no admite errores, sin sentimientos le perspicacia de las acciones sobresale ante todo.
(Erín, se desbasto con las palabras que sonaron muy dentro de el, Alba por que dices eso… como si no te importara nada mas que tu, se reprochaba el mismo, pero con solo notarla mas lejos percibía nueva mente el aroma de Cristal… perdón por haberte metido Alba, lo siento… pero no es broma que te amo, por eso estoy confundido, solo que Cristal no se va…. Y no creo que lo haga)
Me asegure que eso seria suficiente para alejarlo definitivamente, pero el mayor problema se presento a la mañana siguiente, cuando estaba llegando a el trabajo, los dos nos topamos en la entrada, donde un anuncio enorme estaba colgado, –Niño asesinado brutalmente por un animal en el bosque, se le recomienda a la población mantenerse alejada de el hasta nuevo aviso– Erín me miro con incertidumbre y se alejo, no me arriesgue a equivocarme pero era un sospecha en la que se involucraba  Mason.