lunes, 17 de enero de 2011

1° Gran Hermano Escritor Bloggero (Segunda entrada)

Los elementos 
Secretos del viento

Aquella tarde todo parecía bien, excepto por lo que ocurría, era tan real que no podía comenzar de otra forma; me encontraba sentada en un autobús casi lleno, con personas que no conocía, calladas, tímidas y hablantinas, el paisaje de una ciudad llena de edificios por doquier pronto se esfumo con una rapidez que no pude notar…. Las milpas invadieron todo, que pensé en el camino de un pueblo.  Cuando note esa casa blanca y vieja de dos niveles, donde curiosamente un mujer vestida de blanco yacía en una esquina.
El viento movió todo y acerté en las intenciones aquella dama –Se quería suicidar– mire alarmada a los pasajeros y comencé a gritar, gritos que no escuchaban ellos, movía mis labios y no salía sonido… gire una vez mas mi rostro a la ventanilla donde apoye la palma de una de mis manos para mirarla desplomarse… mientras en su ropa se introducía el viento…
Una lágrima broto y mire por primera vez mi ropa, que era exactamente la misma de aquella chica… solo que cubierta de tierra y sangre, una gota escurrió de mi labio y ahí es donde entiendo que estoy soñando.
Toque mi rostro y me encontré tirada a los pies de dicha casa… hay es precisamente donde todo empieza… con el viento, aquel que da todo, el creador de la vida mas abundante y el destructor de la muerte mas catastrófica, pero me pregunto yo es el aire es tan cruel como para no permitir que yo me despoje de ella…
Es aquel soplo que comenta entre callados versos la realidad de una persona, ese aliento que emite siendo capaz de detener cualquier incendio y alentando a cualquier huracán… bostezó dentro de mi alma helada en su esplendor… camino por mi espalda desnuda marcando mi distinción… orillo a la humanidad a depender sin limite de el, juro que seria el primero y el final; corrigió nuestra existencia en un millar de el…. Y procreo con su manto escarchando sobre mí una marca de color… sintiendo el sollozo del viento, el amanecer…. El cálido resoplo de mi único padre.
Una historia dentro de otra y solo se puede escuchar si prestas mucha atención a lo que tienen que contar las paredes.

4 comentarios:

  1. Hola, Emy!

    Mucha suerte ésta semana, veo que todos nos inclinamos por textos breves :-)

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. Me gusto , suerte y te mando un beso

    ResponderEliminar