miércoles, 29 de diciembre de 2010

Capitulo V (parte 1)

La sociedad y el
Acertaron si pensaron que no regresaría con mi especie…  me decidí a encontrar una solución a pesar de que no la hubiera, corrí por el boscaje por un rato hasta que llegué a la sociedad, camine por sus adoquinadas calles, mirando la forma en como me observaban las mujeres y los hombres, hasta que me fui topando con un espejo que poseía las palabras rómpase en caso de incendio, donde me refleje a la perfección, y entendí por que la sorpresa que se llevaba cada individuo al conocerme, suponía que mi piel era pálida, pero pensé que era todo, sin embargo note que mi ojos seguían con el tono que me daba la luna y que no cambiaban su intensidad con la luz del sol  –Excelente– supuse, pues por ellos podría tener todo lo que quisiera.
Me hospede en el hotel Ambient, donde no pusieron oposición en que me quedara sin pagar ni un solo centavo, toda la noche analice la posibilidad de un trabajo, para que no comenzaran las especulaciones sobre mí….  Por tal motivo salí muy temprano para ver que hallaba.
Ande un rato, por Transilvania, hasta que me tope con un enorme invernadero, el cual solicitaba un ayudante, joven, y con ganas de trabajar, –No  lo pensé ni un segundo, esto me ayudaría a tapar aspectos de mi vida que podrían revelar mi origen–   avance decidía, hacia el mostrador, donde se hallaba una mujer de 48 años, –buenos días señorita (hablo aquella persona) supongo que viene por lo del empleo– le sonreí y trate de no sonar tan hilarante, puesto que en ocasiones me excedo un poco en mis imitación; he tratado de perfeccionarme, –Así es señora, me agradaría formar parte de esto– le respondí con ese constante acento que tenia yo; –Que manera de hablar, demasiado exacta (enfatizo en eso) llega en el momento justo, he estado a punto de quitar el anuncio a causa de que ha nadie le interesa, por eso no pido mas que ganas de trabajar– respondió emocionada por mi presencia, a lo cual yo realce –Eso quiere decir que ya tengo el empleo–… –por supuesto– acudió sin pensar  ¿Cuál es su nombre?... mientras buscaba un lapicero entre sus cosas… –Alba…–   y ella me miro con un simpático movimiento en sus cejas… –Alba, que…– corrigió y yo recalque, –solo Alba–  pero ella continuo… –Y sus apellidos– ; entonces sabia que no dejaría pasar eso, la mire fijamente y volví a hablar, –Solo Alba– ella acento con su rostro    –Alba, adelante–  continúe con una mueca y la seguí.
Me mostro, todo el lugar, especialmente el área de rosas que seria lo que yo atendería, –Esto es muy sencillo, usted se encargara de cortarlas, regarlas, ponerles abono y todo lo que necesiten para que no se marchiten– explicaba con exactitud… cada aspecto de sus negocio, cuando grito desfrenadamente –Karolina, ven inmediatamente– y una joven no tan alta, y ligeramente robusta salió con sus cabellos despeinados, –Alba te presento a Karolina ella te enseñara todo lo que necesitas saber– y aquella chica sonreía a todo lo que le decían….
–Hola puedes decirme Karo, tu eres Alba cierto–  estiro su corto brazo, –correcto (estreche su mano) solo debo cortar las rosas, por ahora–
–No quieres que te enseñe– en cuanto miro que me estaba colocando los  guantes para comenzar    –No gracias, si te necesito, yo te aviso–… le asegure… –De acuerdo– contesto y se alejo…
Me incline para tomar unas tijeras, dentro de una caja de madera, cuando escuche la voz inconfundible de esa señora, Marisol, no estoy muy segura pues fue el nombre que pronuncio la persona que la acompañaba, alcance a percibir un… –Que bueno que regresaste, ya te extrañábamos, estas bien– 
Me levante lentamente al escucharlos caminar muy cerca de mi, lo mire y se postro rápidamente… era un chico de 22 o 23 tal vez, alto, delgado y un buen cuerpo, piel clara, labios carnosos, ojos grises azulados, nariz bien creada, rasgos limpios, pelo un poco corto, en su estilo natura, vistiendo jeans, y camiseta blanca, nos miramos por unos minutos, el respiraba y exhalaba lentamente y yo solo me preguntaba que le sucede, pues una expresión como esa, no la conocía aun, se movía lentamente hasta que lo hicieron reaccionar… –Vamos por aquí– le pidió nuestra jefa…. Y el siguió su rumbo tocando su cabello.
Me hizo pensar, que me falta mucho por aprender, y que nunca llegare a emitir gestos tales como los que pronuncian aquellos que tienen alma. Pasaron horas, y toco una diminuta campana que anunciaba el almuerzo… yo no traía alimento, por lo cual karolina se acerco a ofrecerme una parte del suyo, –gustas una dona y fruta– abrió su pequeño refractario rojo…. –Claro– y se sentó a mi lado. –No eres de aquí, supongo por tu asentó, de donde vienes– pregunto dudosa
–No... Vengo de New york– tartamudee un poco
–Es lindo por allá– intentando conseguir, conversación
–No me gusta hablar de eso, me trae malos recuerdos, hay murieron mis padres–
Con esa respuesta no le quedaron ganas de proseguir, sin embargo la estaba acompañando y escuchando sus anécdotas, cuando mas tenia que alejarme, hasta que lo volví a ver a el… detrás de unos productos, vigilándome, fue lo que se ocurrió – ¿Quién es el?– apuntando con mi dedo, Karo voltio rápidamente que no le dio el tiempo suficiente para ocultarse….
–Ah… es Erín– respondió aliviada –Es perfecto, hermoso o ¿no?–
–Si esta guapo–
–Guapo lo que le sigue, es lo que toda mujer quisiera, lastima que tiene novia– hablo con comida en su boca 
–Que bien–
–Es que no la conoces, yo por mi parte la odio–
– ¿Por qué es su novia?– aun no entendía mucho la forma de ver las cosas de una mujer
–En parte, pero principalmente por que es odiosa, se porta diferente con el y ha nosotros nos hace aun lado como si no fuéramos lo suficiente para ser amigos de ella– se estaba tensando que decidí tomar una caja de insecticida preguntándolo si creía que esto le haría bien a las platas, pero se encontraba  tan metida en su asunto que no escucho –Ay la odio tanto –seguía diciendo– que procure retirarme diciéndole que ya estaba a punto de terminar el descanso….  Di media vuelta cuando ella pronuncio las palabras mágicas…
–Claro, ve… pero recuerda, tu no la conoces…… cuando lo agás la detestaras… tu eres mucho mas bonita… no se que le vio a Cristtal–
Y pare… –Que dijiste– regrese a ella de inmediato… –Que tu eres mucho mas bonita–  hizo ademanes con las manos… –Eso lo escuche, pero cual es el nombre de ella–…
–Cristtal– y me puse a pensar si seria la misma que yo conocí…
–De seguro eso nombre es tan común, por aquí… –
–No te equivocas, es la primera Cristtal, que conozco– termino diciendo –Es lo mas preciado en su vida de Erín, lo único que tiene al parecer es ella–

5 comentarios:

  1. hola!! gracia spor pasar x mi blog y dejarme tan marabillosos comentarios, la verdad sk anima muxo abrir y encontrar comentarios como los tuyos mil gracias!! me gustó el capitulo, la frase que lo culmina me ha parecido muy tierna y dulce. aunk esté hablando de la novia(de cristal) queda bonito decir que es lo único que tiene.
    gracias x pasar!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gusta como va lo que escribes. Gracias por pasarte por mi blog, te sigo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta, esperó el siguiente capitulo.
    Me dejas picada :D

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Wow me encanto tu historia,o lo que va de ella. atrapa desde el primer capitulo y te deja con ansias de más, como un buen libro lo hace. Mis felicitaciones, desde ya te sigo y te invito a mi blog. Me gustaria promocionarte poniendo tu imagen en el puedo??? Espero tu respuesta en mi blog :D aqui te dejo el link: http://thecrazyworldofzhio-zhiioo.blogspot.com
    Muchos besos y abrazos y nuevamente felicidades :)

    ResponderEliminar