lunes, 31 de enero de 2011

capitulo VIII

Asesinatos
Esto no era precisamente de mi incumbencia, pero todo el mundo estaba a unos kilometro de desmoronarse sin remedio… o solo era una simple coincidencia;  se podría tratar de un ajuste de cuentas entre los padres de aquel pequeño, pero no podía negar que las coincidencias solo son vagas ideas de un ser humano que no esta mirando de frente el mundo y así fue como mi mente ya no pudo estar en paz…
Para dentro de 3 días todos ya habían olvidado dicho asunto, pues lo dejaron sucumbir en manos del pasado… por otra parte Erín paro de buscarme… de hablarme y de mirarme.
Una mala racha la tiene cualquiera esas eran las ideas que me mostraba mi nueva gente, hasta que el lunes volvió a suceder… esta vez a una mujer de la tercera edad, quien trataba de ayudar a su perro que ingreso a el bosque… la mujer que brutalmente destazada y quemada a fuego lento, fueron los informes en el noticiero de la tarde pero no creí en eso…  dentro de un lapso  de 10 días…  ya habían apareció 8 cuerpos, de los cuales se informaba exactamente lo mismo… eran ancianos, niños, jóvenes, gente madura… y un bebe con el cual no se detuvieron.
–Que sucede– pensaba y concebía la respuesta muy rápido Mason…. Pero la duda sobrevenía con unas palabras que sigo escuchando  No olvidare tu aroma y cuando seas humana, tu serás mi primera presa– y el no era alguien que rompe una promesa solo por que si…. Eso daba otra resolución (la sexta dinastía) ya estaba en marcha…
Pronto la policía no sabia como reaccionas con los hecho, se hallaban hasta 3 cuerpos en un día, esto terminaría con la sociedad en menos de una años… sin contar las victimas que ya no se mencionaban y que los familiares anotaban como desaparecidos en cada calle. Ese fue el motivo por el cual Transilvania dejo de tener turistas, por el cual las escuelas cerraron y por el cual se coloco un toque de queda. A partir de las 8 todos los lugares cerrarían sin excepción.
Transilvania ya no era solo ese lugar que se caracterizaba por las leyendas de los vampiros, si no que estaba a punto de convertirse en el nido de los seres más sanguinarios que existen.
Después de esta alarma, determinaron que si la gente se ocultaba y alejaba de el bosque, estaríamos seguros, pero se equivocaron nuevamente –Como se imaginaria que estaban combatiendo contra un ser que no muere–  la gente aparecía muerta en sus propios cuartos y ya no había como ocultarlo.
Por supuesto las autoridades trataban de no sacar a flote ese tema, pero los individuos que perdían seres amados hacían huelgas para atrapar al culpable.
El invernadero, suspendió por una semana su trabajo y nos dio tiempo para saber que tendríamos que hacer. Pronto todo ya estaba fuera de control, a pesar de lo que decían ya nadie quería salir.
El hotel tomo medidas de seguridad colocando barrotes en cada ventana y balcón, con el fin de proteger a sus huéspedes. Las puertas se cerraban con candados, muebles detrás de ella y a pesar del ruido más estruendoso nadie se asomaba ni por un diminuto agujero.
Karolina me llamo aterrorizada a los dos días de no vernos, al parecer y lo que lograba entender entre sus sollozos y temblores habían matado a el hijo de su vecinos –Tenia 18 años, no escuche nada– lloraba y se secaba las lagrimas…. –Es todo lo que viste–  la presioné un poco. –NO, pude espiar al cuerpo, y no era normal–
–A que te refieres– sugerí
–Estaba seco, negro, verdoso, como si tuviera semanas de muerto, entiendes y otra cosa, dos agujeros de su cuello– termino y me miro callar. –Tengo miedo sea lo que sea, esta muy cerca de mi familia, temo lo que le pueda hacer a mis padre; a mi abuela–
–Tranquilízate, tienes objetos de plata, pero tiene que ser plata autentica– eleve mis cejas
–Mi abuela tiene cucharas de plata– pronuncio mientras se tocaba la cabeza
–Bien, escucha lo que vas hacer… Karolina, en cada ventana y puerta coloca las cucharas formando una cruz y en el centro diente de ajo… rocía alcohol con un poco de sal en las esquinas de tu casa y colócate la ropa al dormir al revés–
–Estas jugando– apretó su frente
–Quieres que tu familia viva–
–No entiendo, pero después de lo que vi, probare todo–
–Bien por que no es necesario que entiendas, solo hazlo– y acento con su cabeza –Aaaa, por cierto, no te lo quites– arroje mi suéter en su rostro y lo tomo colocándoselo rápidamente.
Esto no les daría mucho tiempo, pero los vampiros no detectarían el aroma de su familia. La plata combinada con el ajo, la forma de cruz era lo que mas odiaban los vampiros creados en cuando el alcohol con sal  tenia el efecto ante el real, haciéndolo perder el olfato mientras el perfume continuara, Karolina no me importara; pero esto ya era demasiado que aguantar, y de alguna forma con mi ropa y oliendo como yo nadie la detectaría.



Mi maravilloso mundo que parecía ser una gran idea se estaba quemando

1 comentario:

  1. Hola querida Emi:D

    Muchas gracias por pasarte y unirte:D

    Espero con ganas tu relato para el concurso, y nos estamos leyendo:D

    kissess

    ResponderEliminar